Hoy en Alcoy es día 19 de abril de 2018
Volver a la Principal
Darse de alta<<
Foros de opinión
¿Quiéres colaborar?
Usuario:
Clave:

¿Estaría dispuesto a pagar los gastos de envio por recibir una copia del libro con la vida de Casimiro Barello, gratis?

Si

  
No




Aparece en el diario las Provincias, una noticia referente a Casimiro Barello 17 febrero, 2002
   En el diario Las Provincias del 11 de febrero de 2002 se encuentra un articulo, que hace referencia a la constancia de los alcoyanos en pedir la pronta beatificación del Venerable Casimiro Barello Morello.
Aquí le incluimos la noticia completa para su conocimiento.

                      

Los alcoyanos piden la beatificación del peregrino Casimiro Barello

Esta demanda se repite, desde hace más de un siglo, el día 9 de cada mes

Los devotos alcoyanos celebraron el sábado una misa en la Iglesia de San Jorge para solicitar que el peregrino Casimiro Barello, que murió en Alcoy, sea beatificado por la Santa Sede. Esta demanda se repite los días 9 de cada mes desde 1884, y se ha consolidado como una tradición que se hereda de padres a hijos.

PEPE PASCUAL. ALCOY

Desde el siglo XIX, el día 9 de cada mes un grupo de alcoyanos se reúne en la Iglesia de San Jorge para pedir a las autoridades eclesiásticas por la beatificación del peregrino Casimiro Barello Morello. La Santa Sede lo declaró hace dos años "venerable".

Es una costumbre que ha pasado de padres a hijos que los días 9 de cada mes se celebre en la Iglesia de San Jorge una misa, se rece el rosario y se hagan plegarias para que la Santa Sede santifique a Casimiro Barello Morello, según explico ayer Gonzalo Tomás, uno de los fieles cumplidores de esta tradición. " Con las personas que están subiendo a los altares, no acabamos de entender porqué a Casimiro Barello ni siquierá se le ha nombrado beato", señalo uno de los asistentes ayer a los actos religiosos.

Llegó a Alcoy en 1884

Casimiro Barello, según los biógrafos, nació en Cavagnolo, provincia de Turín(Italia) el 31 de enero de 1867, y fue hijo de honorables labradores. En lo que más sobresalió fue en su devoción al Augusto Sacramento. Tras retirarse por una temporada al desierto, donde comenzó una vida dedicada a la contemplación, decidió iniciar una peregrinación primero por Italia y más tarde por Francia y España. A cada población donde llegaba, lo primero que hacia era buscar las Iglesias y postrarse ante el Sagrario.

El 23 de febrero de 1884 llegó a Alcoy, donde fue acogido por el cura de la Iglesia de San Jorge y el 9 de marzo murió a los 27 años. Los biógrafos relatan "el prodigio" de que la noticia de la muerte de este mendigo extranjero se produjera en Alcoy, lo que atrajo hasta este municipio " una ingente muchedumbre de todo el reino, como nunca se había visto".

El cuerpo de este peregrino italiano se conserva en la Iglesia de San Jorge y en los años 50 fueron exhumados, comprobándose que se conservan incorruptos. Dicen sus devotos que soló falta un milagro para que la Iglesia pueda declarar a Casimio Barello como beato.